Mesmo preso, Lula recebe homenagens em diversos países, e continua denunciando o golpe de estado

lula ueal

No dia 26 de Setembro, na quarta-feira, Lula enviou uma carta destinada para o reitor Gustavo Crisafulli e o professor universitário Pablo Gutierrez, os dois da Universidade Nacional Del Comahue, da Argentinam, agradecendo pelo título Honoris Causa que lhe foi dado.

Desde sua prisão, no dia 7 de Abril, já lhe foram concedido dois títulos Honoris Causa. Ao total, Lula já recebeu quase 60 títulos ao longo de sua vida. Mas o fato de continuar recebendo honrarias mesmo depois de mais de 150 dias encarcerado nas masmorras dos golpistas em Curitiba, no Paraná, revela que Lula continua sendo um líder popular – fato esse que foi o motivo principal de sua perseguição política e a cassação de seus direitos democráticos.

Reproduziremos aqui a carta que enviou para os companheiros argentinos:

Queridos compañeros, si nos permiten dirigirme así, estamos viviendo un momento de feroz ataque del neoliberalismo a las democracias que logramos construir en toda nuestra América Latina en las últimas décadas.

Un ataque tardío en la medida en que el neoliberalismo fracasó en Europa y Estados Unidos, pero no sin dejar un rastro de destrucción del Estado Social, profundizando las desigualdades sociales y provocando mucho sufrimiento.

En América Latina el neoliberalismo ataca utilizando importantes segmentos del poder Judicial y del Legislativo, a través de medidas de excepción, para apartar a presidentes legítimamente elegidos, injustamente perseguir y arrestar a líderes populares, e imponer políticas de austeridad que apuntan a beneficiar el capital especulativo y los intereses de las grandes corporaciones multinacionales, siempre con el sacrificio de la soberanía nacional.

Fue así en Brasil, donde rechazaron la voluntad que emergió de las urnas en 2014 y destituyeron a la presidentaDilma, diseñaron la destrucción del partido de los trabajadores y lanzaron sobre el pueblo brasileño un ilegítimo y cruel programa de austeridad para imponer retrocesos en los gobiernos democráticos y, finalmente, impusieron mi condena sin pruebas y una prisión política.

Estamos demostrando que la tarea que todos tenemos por delante es la de resistir y al mismo tiempo avanzar para derrotarlos, haciendo valer la soberanía nacional y popular, impidiendo la entrega de nuestras riquezas, garantizando los derechos por los que tanto luchamos y la gente tanto anhela.

No tengan duda alguna de que la actitud valerosa de esa valerosa institución, a la par de dejarme profundamente agradecida y sensibilizada, es un gran aliento para la lucha que en este momento el pueblo brasileño traba para derrotar a aquellos que quieren subyugar sus legítimos intereses.

Siento no estar presente para abrazar a todos y agradecer su generosidad.

¡Saludos y un gran abrazo! Lula”